Veinte canciones imprescindibles de mi 2013 (I) [Andrés P. Mohorte]

The GrowlersSiguiendo la estela de ilustres secciones de Hipersónica ajadas y perdidas en el baúl de los recuerdos, me propongo hoy recuperar el tradicional repaso a lo ya publicado en lo que va de año. Estamos a finales de verano y se augura un otoño con un montón de novedades interesantes, pero de momento ya hay un puñado de canciones imprescindibles que me han acompañado durante muchos de los días que ahora quedan atrás en el calendario. Sólo son canciones, por lo que muchas de ellas ni siquiera tienen correspondencia con su disco respectivo, pero es lo mismo. Por un motivo o por otro, he estado enganchado a ellas en algún momento de los últimos siete meses. Allá van:

Antiguo Régimen – Anoche Escupí Azul

La escena nacional española atraviesa un estado de forma envidiable. Os lo hemos contado estos últimos días a propósito de los adelantos de El Pardo o Wann. Hay un montón de grupos que tienen un aspecto estupendo, y Antiguo Régimen es uno de ellos. Junto a Hielo en Varsovia, es probablemente la irrupción post-punk más destacable de los últimos tiempos en España. A la espera de su primer LP, un pequeño EP titulado La Formación de la Sombra alberga uno de los himnos de este año: ‘Anoche Escupí Azul’. De una solvencia impropia de debutantes.

Cohete – Vampiro

Poco podemos añadir que no hayamos dicho ya de Cohete: son el mejor grupo pop del momento a nivel nacional, y su segundo disco, Hurra, no ha hecho más que reafirmarnos en nuestra idolatría hacia estos héroes de la melodía pop. El eterno elogio de la clase media, historias cotidianas y brillantes y arreglos sencillamente apasionantes. ‘Vampiro’ es una de las canciones más redondas del año por cómo afronta el género desde una perspectiva totalmente cómica, satirizando los deseos sexuales del feliz monstruo. Cohete no sólo enganchan por su cercanía y por todo lo que cuentan, sino porque es inevitable sonreír al lado de sus canciones.

Coma Cinema – She Keeps it Alive

Aún no hemos hablado del último disco de Coma Cinema pero probablemente agosto sea un buen momento para ello. Posthumous Release es un gran trabajo de folk y baja fidelidad casera, en el que hay sitio para alegatos acústicos y canciones rock vaciadas de agresividad y repletas de elegancia. ‘She Keeps it Alive’ me lleva desde Broken Social Scene hasta el Either/Or de Elliot Smith, y el resto del disco contiene joyas pop del mismo nivel. El lo-fi está de enhorabuena durante los últimos tiempos, y Coma Cinema, aún con un sonido mucho más pulido, es el mejor ejemplo de ello.

Crystal Stilts – Nature Noir

Nature Noir es otro disco brillante de Crystal Stilts. Llevan ya dos consecutivos, puliendo el clasicismo rock’n roll desde una caja de latón y empapados en ácido. Este año han vuelto menos fréneticos y juveniles, pero a cambio hemos ganado canciones que parecen interpretadas por unos hipotéticos Smiths del siglo XXI, psicodelia acústica al modo de The Velvet Underground y ‘Nature Noir’, que es un compendio de la sencillez y el buen gusto. Se han permitido el gusto de introducir arreglos de cuerda. Ojalá este momento les dure para siempre, aunque todo el mundo pase de ellos.

*Lamentablemente, no he encontrado ningún audio disponible para compartir aquí. Así que pongo ‘Star Crawl’, que también es genial.

Deerhunter – Sleepwalking

Más alto, más fuerte, más rápido, más grande. Más todo. Deerhunter crecen imparables hacia el firmamento y cuesta encontrar argumentos en su contra. Su concierto en el pasado Primavera Sound fue apoteósico y para muchos de los que estuvimos allí el mejor del festival, digno de grabarse en vídeo y verse todos los meses. En aquel repertorio estaban muchas canciones de Monomania, la genial vuelta de tuerca de Bradford Cox al maldito dream pop, entre ellas ‘Sleepwaling’. De un tiempo a esta parte no puedo escapar de ella ni de su alucinante final.

Dick Diver – Lime Green Shirt

La sorpresa pop del año. Dick Diver vienen de la genial Australia y debajo del brazo y de su segundo disco se han traído un porrón de canciones deudoras de los Yo La Tengo más inspirados y del mejor indie pop de siempre. Desde Nueva Zelanda y Flying Nun hasta la Joven Escocia, pasando por sus compañeros Boomgates o los también maravillosos Pop Singles. ‘Lime Green Shirt’ es una oda al apacible verano, a las olas y a crecer sin preocupaciones. Y Calendar Days es un disco inagotable en el que deberíais perder mucho tiempo, todo el que os falte.

Extinción de los Insectos – Track 1

La locura del año. Va a haber pocos discos tan excitantes como el debut de Extinción de los Insectos, el nuevo proyecto de José Atomizador al margen, cómo no, de Atomizador. Diez canciones, poco más de diez minutos, y una mezcla de ideas y géneros brutal: desde el speedcore hasta el hardcore, pasando por la brevedad fugaz y violenta del grindcore. Margarita a mil por hora. Pero de lo más accesible. ‘Track 1’ engancha desde el primer momento pero todas las demás canciones podrían estar aquí hoy: son una salvajada adictiva capaz de hacer explotar cualquier cabeza.

Generationals – Spinoza

Cuando pienso en a qué suena el verano pienso en ‘Spinoza’ de Generationals. El dúo de Nueva Orleans ha editado este año su tercer larga duración, Haze, en Polyvinyl Records, y la introducción es esto: todo un soplo de aire fresco y feliz en forma de guitarras jangle, estribillos adictivos y mucho surf. Generationals son ahora mismo el reverso divertido y guay de la hornada de bandas jangle/post-punk/dream pop de Captured Tracks, al menos en ‘Spinoza’. Todo lo bueno que podría tener el último disco de Beach Fossils y que no tiene está en esta canción.

Girls Names – Pittura Infamante

Pese a todos los peros que he ido poniendo al nuevo disco de Girls Names durante los últimos meses, siempre han logrado dejarme sin defensa. Me quedan algunas, y por eso pienso que The New Life, el viraje estilístico que el grupo ha dado desde sus discos anteriores, más garageros y soleados, es un proyecto que se queda lejos de lo que podría ser. Girls Names tienen tiempo por delante para convencerme, espero, siempre y cuando sigan componiendo canciones tan finas y fascinantes como ‘Pittura Infamante’. Un revivalismo muy bien entendido, mejor que la media. Una lástima que el resto del disco no esté al mismo nivel.

The Growlers – One Million Lovers

Otro disco que más que una sorpresa es una bendición es el de The Growlers. En Hung at Heart se han confirmado como la banda de garage más exquisita de su generación. Sobrios y elegantes sin perder un ápice de espíritu juvenil y maneras alborotadas. ‘One Million Lovers’ es el ejemplo perfecto de cómo The Growlers se llevan su jarana garagera a un terreno lacónico, emocional y redentor. Al mismo lugar desde el que edifican pequeñas joyas pop a partir del country, del roots rock y del folk. Una absoluta gozada y uno de los discos del año.

VIA Hipersónica http://feeds.weblogssl.com/~r/hipersonica/~3/kVpIshlBQ58/veinte-canciones-imprescindibles-de-mi-2013-i
___
En este blog distribuimos toda la información que encontramos sobre conciertos, discos, bandas, etc. Un blog sobre la música que te gusta, los mejores grupos, los conciertos más grandes y los más pequeños. Lee sobre rock, en un blog pensado para disfrutar de la música y todo lo que la rodea. Recuerda que este post fue originalmente publicado en: Hipersónica http://feeds.weblogssl.com/~r/hipersonica/~3/kVpIshlBQ58/veinte-canciones-imprescindibles-de-mi-2013-i ¿El rock está muerto? ¿El rock es cultura? ¿el rock es una forma de vida? Rock español e internacional, para los mejores oídos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s